Formular Bálsamo labial Alicante

¿Quieres saber cómo formular bálsamo labial Alicante?

Cuando llega el invierno puedes notar la piel más seca de lo habitual, pero donde más lo notarás es en tus labios. Nuestra piel tiene glándulas sebáceas que son las que nos aportan nutrición y mantienen la hidratación. Pero la piel de los labios no tiene glándulas sebáceas y por lo tanto siempre necesitarás prestarles más atención en invierno .

La solución es utilizar un bálsamo labial que evite la deshidratación , y por otra parte que le aporten nutrición y sean capaces de reparar la piel dañada. Los ingredientes básicos que necesitas para hacer un bálsamo labial para toda la familia son aceite de almendras, manteca de karité y cera de abeja. Estos tres ingredientes están indicados para pieles sensibles y pueden utilizarlos los niños.

CÓMO HACER UN BÁLSAMO DE LABIOS CASERO PARA TODA LA FAMILIA

INGREDIENTES:

  • Aceite de almendras. Contiene vitaminas A, D y E. Es un aceite muy emoliente y suavizante, tarda un poco en absorberse y esto hace que proteja nuestros labios de la deshidratación. Es un aceite muy nutritivo. Está indicado para piel muy seca y con grietas por eso es imprescindible en un bálsamo labial. Es muy suave y delicado con las pieles sensibles. Lo pueden utilizar los niños.
  • Manteca de karité. Es rica en vitamina A y E y esto hace que tenga propiedades antioxidantes y regenerantes. Es muy hidratante y nutritiva. Protege la piel de la deshidratación y la calma si está inflamada. Por eso está indicada para la piel dañada, muy seca y sensible. La pueden utilizar pieles delicadas como las de los niños.
  • Cera de abeja virgen. En los bálsamos labiales se utilizan las ceras para dar una textura sólida. Pero además la cera de abeja tiene propiedades protectoras. Crea una fina película sobre la piel que evita la deshidratación y le aporta suavidad.

Si eres vegana puedes utilizar una cera vegetal como cera de arroz o candelilla.
Si quieres dar aroma a tus bálsamos labiales puedes añadir un aceite esencial. Te propongo el aceite esencial de menta o de lavanda. Y si quieres que tu bálsamo labial dure más tiempo entonces puedes añadir un ingrediente que se llama vitamina E.


Te aconsejamos tener siempre un bálsamo labial a mano, en el bolso, en tu zona de trabajo, en la bolsa de deporte, así en cualquier momento que lo necesites podrás utilizarlo.